Make your own free website on Tripod.com

Cardenales Rugby Club - Sitio no oficial

Síntesis del Partido

Home
Historia - El Club
Anécdotas
Campeonato Regional
Nacional de Clubes
Perfiles
Torneos
Hockey
Fotos
Foro
Libro de Visitas
Downloads
Links de Rugby

Cardenales 38 - Tala 25 

Con Chicho es otra cosa
 
Germán Núñez fue "el" jugador del partido aunque no fue el único. Hubo claves para que Cardenales ganara no sólo por la diferencia que lo hizo sino de la manera que lo hizo.
Pero fue Chicho, el full back purpurado, quien aprovechó dos errores del rival para sentenciar el partido con tries bajo los palos. El primero y el segundo, cuando promediada la primera y la segunda etapa. Fueron dos mazazos certeros, tremendos, mortales para las aspiraciones de los jugadores cordobeses que venían a reinvindicarse en el Nacional por su inesperado y sorpresivo tercer lugar en el torneo cordobés.
Elegimos sus conquistas por lo que significaron. Pero no hay que olvidarse de las claves: concentración, organización defensiva y ataques certeros. Y en esto estuvo involucrado todo el equipo no sólo Chicho.
La presión de todos para no dejar espacios libres para los ataques de los muy buenos jugadores cordobeses, fue una de las virtudes de este Cardenales que pisa fuerte.
Sus forwards también tuvieron mucho que ver. Demoledores en el scrum, sobresalientes en el line, tremendos en defensa y atentos en ataque, fueron los que llevaron el equipo adelante, desorganizando al rival para que los tres cuartos definan las oportunidades que tuvieron, que no fueron muchas. Las que tuvo, supo concretarlas. Palo y a la bolsa, diría un amigo mío de Tafí Viejo...
A los tres minutos, Germán Rodríguez se zambullía en el in-goal cordobés con lo que el partido, desde el arranque, ya era diferente. Tala tenía que jugar otras cartas porque le habían cambiado el juego.
Y no encontró los espacios para revertir el resultado porque Cardenales le cerró los caminos. Todos. Le dejó al buen apertura cordobés sólo un par de oportunidades para su patada por infracciones en el primer tiempo que no desaprovechó.
Pero Cardenales ya había asentado dos tries convertidos por el pie de Núñez y un penal y hasta se dio el lujo de errar otro, muy factible. El partido daba la sensación que no se le podía escapar porque, a pesar de las voces de aliento y las permanente arengas de la tribuna cordobesa, Tala no pudo encontrarle nunca la vuelta al partido. No se despertó del primer golpe del ala Rodríguez y el segundo, el de Núñez, lo había dejado prácticamente groggy.
Parcial de 17 a 6 para el local. Vaya coincidencia, en Rosario, un par de horas después se daría el mismo resultado pero con final diferente.
La segunda mitad encontró a un Tala distinto, con otra actitud, más dispuesto a llevarse a su rival por delante. El buen centro Horacio San Martín ingresó a pura potencia por el centro de la cancha y asentó cerca de la bandera.
Pero los forwards locales tenían la respuesta. Un scrum cerca de las 10 yardas cordobesas fueron el menú para comerse viva a la endeble formación de la Docta. Juan Pablo Lagarrigue se arrojaría en un scrum sin resistencia sobre el final de la acción. En realidad, debió ser try penal o try scrum porque ya no había oposición.
Y algunos minutos más tarde, mientras Tala movía la pelota de un lado a otro intentando una y otra vez generar los espacios que no se abrían, Germán Núñez vió el hueco y se filtró por la marca pisando para adentro y asentando bajo los palos para festejar con un dolorido Jorge Rodríguez que acababa de salir protestando por una lesión en su rodilla. Como diría Walter Nelson, "partido liquidado"... O esa era al menos la sensación. Un 31 a 11, faltando medio tiempo, es difícil de remontar. Sin embargo...
Tala movió sus fichas. Entraron los suplentes, oxigenaron al conjunto blanquinegro y Rivas, bajo los palos, descontó con un try convertido por Graco. Pero los hermanos Rodríguez tenían preparado el broche final para una tarde "10 puntos". Una pelota de rastrón puesta por Luciano fue levantada por Juan Pablo para volar hacia los palos y darle sobre la media de hora de juego el certificado de defunción a los cordobeses.
Ni siquiera el descuento de San Martín, sobre la hora, podía cambiar el resultado que toda la hinchada purpurada festejaba: el pase a semifinales.
Como para festejarlo con la torta que hicieron las mamis de las juveniles. Una delicia.
Buena tarde la de Cardenales. Jugó un buen rugby y demostró que tiene argumentos para soñar con un título este año.
¿Será el Regional o el Nacional? Por ahora, va por buen camino.
 
 
 
Cardenales demolió a Tala y avanzó a semifinales
 
Los “purpurados” dominaron claramente a los cordobeses y Germán Núñez volvió a ser la figura.
 
Cardenales no dejó dudas; venció en forma contundente a Tala por 38 a 25 y se clasificó para jugar las semifinales del Nacional de Clubes.
Los cordobeses habían llegado a Tucumán con la premisa de buscar la victoria para terminar bien el año ya que quedó marginado de la pelea por el título en el campeonato mediterráneo. En la primera parte pusieron muchas ganas pero les faltó claridad a sus movimientos y tuvieron muchas imprecisiones.
Desde el inicio fueron los “purpurados” quienes tomaron el control de la pelota y utilizaron todo el ancho de la cancha para atacar. A los tres minutos los dueños de casa ya ganaban 7 a 0.
Tala intentó reaccionar pero se encontró con una gran presión del local. Con el correr de los minutos los “purpurados” se posicionaron en el campo rival y ratificaron su dominio con el try anotado a los 22’ por el fullback Germán Núñez.
A partir de los 25 Cardenales, se tomó un respiro y bajó un poco la velocidad y el ritmo del partido. Esto les permitió atacar a los cordobeses, aunque lejos del ingoal local, y sólo lograron marcar a través de dos penales para achicar la diferencia y sellar el parcial por 17 a 6 para Cardenales.
En el complemento arrancó bien Tala y a los cuatro minutos quebró por primera vez la defensa local con el try anotado por el centro Horacio San Martín. Cardenales reaccionó, se lanzó al ataque, encontró los espacios y los utilizó bien para marcar dos buenos tries entre los 8 y los 20 minutos logrando una cómoda ventaja sobre Tala.
En este lapso, el equipo local dejó en claro sus pretensiones y su calidad. Además del juego de conjunto mostró contar con muy buenas individualidades. Germán Núñez, los hermanos Luciano y Juan Pablo Rodriguez, y el ala Germán Rodríguez fueron los puntales.
Los cordobeses intentaron mejorar con varias modificaciones en su formación, pero a esta altura sólo lo lograron con el despliegue de algunas individualidades como Horacio San Martin y Nicolás Rivas, autores de dos tries, aunque no les alcanzó para dar vuelta el resultado. Para colmo, debieron jugar 10’ con 14 jugadores por la amonestación de su pilar Leo Ortiz, lo que los obligó a doblegar el esfuerzo.
En los minutos finales las ganas que pusieron los visitantes fue elogiable y por eso achicaron las diferencia en el marcador. Aprovecharon que Cardenales realizó varios cambios y tomaron la iniciativa del juego pero para ganar nesecitaban marcar puntos pero carecieron de los fundamentos técnicos para lograrlo. Tala no los tuvo mientras que Cardenales mostró sobrados méritos para ganarse un lugar en las semifinales de este Nacional de Clubes 2008.
 
 
 
Cardenales fue sólido y dominó a voluntad
 
Los Purpurados vencieron a Tala de Córdoba por 38 a 25 y jugarán las semifinales del torneo Nacional de Clubes frente a La Plata. La otra llave será entre el SIC y Jockey de Rosario.
 
Cardenales mantuvo ayer en su cancha, el excelente juego que le viene dando resultados satisfactorios en cada una de sus preentaciones. Ayer por los cuartos de final del torneo Nacional de Clubes doblegó a Tala de Córdoba pr 38 a 25 y se metió en las semifinales de la competencia.
Bien en todas sus líneas, especialmente al momento de cerrar espacios, los Purpurados ganaron el partido de punta a punta, sin dejar ningún tipo de dudas. Y fue tan clara la victoria que hubo una serie de cambios en ambos equipos. Los de Córdoba buscando urgentes resultados en el desarrollo y los locales probando algunos juveniles ya que el cotejo se había definido mucho antes del teimpo reglamentario.
Un arranque tremendo tuvo Cardenales con un try que marcó la potencia que diferenció a los dos planteles. Alvaro López González, que está de vuelta en el club de sus amores sacó a relucir su velocidad con una carrera que taladró la defensa visitante y por detrás llegó Germán Rodríguez, otra figura del ganador para asentar. Tanto en el scrum, como en el line, en el suelto y al momento de tacklear, los Purpurados scaron ventaja, y por si fuera poco, la actitud en todo el partido fue aliada de los ganadores, que en semifinales enfrentarán en condición de visitante a La Plata, con todos los avales para pensar en otra buena gestión para el próximo duelo ante el actual campeón.
 
 
 
Tala sufrió un alud tucumano
 
Perdió 38-25 con Cardenales y quedó eliminado del Nacional, un torneo que le resulta esquivo.
 
Respondiendo a aquello de que nada es para siempre, Tala cayó ante Cardenales por 38 a 25 y se despidió del Nacional de Clubes, un torneo que nunca pudo ganarlo, pero que lo tuvo como protagonista en los últimos tiempos. La derrota, que caló en lo más profundo de las almas albinegras, fue tan clara y contundente, que para muchos de los que hicieron el viaje hasta esta ciudad, hasta les pareció que les habían hecho precio.
Pero salvando esta opinión (exagerada si se quiere), bien vale señalar que si el 15 de Villa Warcalde no perdió por una diferencia mayor fue por esa inquebrantable voluntad que gusta sacar a relucir cuando las cosas no le salen como las planificó. Para colmo, no tuvo ni tiempo de armar una estrategia que Varela, aprovechando un hueco elaborado por López González, le caminó el in goal cuando iban apenas tres minutos.
Pese a que la sensación era que el conjunto cordobés quiso minimizar el impacto, lo real fue que los dueños de casa se perfilaban a jugar el partido de sus vidas. Y fue así, nomás, más allá de que la primera mitad finalizara 17 a 6 porque Graco embocó dos penales.
Es que pese a estar lejos de prenderse en el juego áspero de los forwards, los tucumanos demostraban que no por ágiles y veloces, eran mancos a la hora de encarar las formaciones fijas como móviles, particularmente en el scrum. Fue a partir de ese movimiento clave y con la pelota en la mano, que Cardenales comenzó a hacer daño.
Para la segunda mitad, el try de San Martín no logró achicar el pánico; sobre todo cuando cuatro minutos después Lagarrigue apoyara otro try tras un gran scrum. A partir de ese instante, los cambios que se ensayaron en el núcleo albinegro en busca de una salida, no surtieron efecto. No porque los que fueron ingresando fracasaran, sino porque ya era imposible contener el aluvión personificado en la figura de Núñez (por lejos la figura de la cancha).
Igual, la versión 2008 de Tala tuvo tiempo, vía Rivas y nuevamente San Martín, de dejar en claro que pese a no haber tenido el mejor de sus años y estar lejos de revertir el cuadro de situación, que aún estaba vivo. Tanto como para comenzar a pensar en la puesta en escena para el año que viene.

chicho.jpg
Germán "Chico" Núñez

Síntesis:
Cardenales: Núñez; Gelsi (Véliz), J. P. Rodríguez, Odstrcil y Alvaro López González; L. Rodríguez y Peñok (Ortolani); J. Rodríguez, Simón (Hill Basilio) y G. Rodríguez; Lagarrigue (Rosello) y Varela; Nieva (De Cristóbal), Vidal (Jerez) y Jorge.
Tala: Andrés; Rivas, San Martín, Albrisi (Castaldo) y Soria (Vahanian); Graco y Otero (Contato); Ruiz (Schierano), J. Basile (M. Basile) y Hauluchet; Lobato y Catáneo; Páez (Díaz), García y Ortíz (A).
Tantos: Primer tiempo: 3' try de G. Rodríguez convertido por Núñez (C), 12' y 40' penales de Graco (T), 17' penal de Núñez (C), 21' try de núñez convertido por él mismo (C).
Parcial: Cardenales 17, Tala 6.
Segundo tiempo: 3' try de San Martín (T), 7' try de J.P.Lagarrigue convertido por Núñez (C), 19' try de Núñez convertido por él mismo (C), 27 try de Rivas convertido por Graco (T), 32' try de López González convertido por Núñez (C) y 40 try de San Martín convertido por Andrés (T).
Final: Cardenales 38 - Tala 25
Cancha: Cardenales.
Arbitro: Pablo De Luca.

 
 
Webmaster - Korbhos